Feed on
Entradas
Comentarios

Sakurazensen

  • Sharebar

Ya sabéis que voy como Sherlock Holmes, buscando las pistas que van apareciendo aquí y allí sobre dos temas que, como las cerezas de antes, vienen de dos en dos: nacionalismo económico y marca de país. El interés no es casual, también como las cerezas de antes, enganchadas a estas dos vienen otras dos: políticas industriales y políticas de ciencia y tecnología.

cerezas

Tres ejemplos de esta semana:

Leyendo el debate del Congreso en el Diario de Sesiones del martes sobre la marca, meditando sobre las paradojas sobre las que reflexiona Peston… Comprobando que, al final de tanto debate y meditación, la realidad de quiénes somos es tozuda y acaba abriéndose camino…

El debate sobre la marca tiene la ventaja de que acaba en algo muy concreto, muy visible, que todo el mundo entiende muy rápido, y con lo que se identifica emocionalmente (o, en sentido contrario, por lo que siente un rechazo visceral). Las marcas conectan o desconectan rápido con nuestra identidad, algo que las políticas industriales o científico-tecnológicas no pueden conseguir… Por eso la cereza de la marca Euskadi me interesa tanto: quiero que tenga el aroma de la Ciencia y la Tecnología, que tenga el color rojo de la pasión, que deje en la boca el gusto del conocimiento nuevo, del nuevo renacimiento que necesita Europa…. Como suele decir Pedro Luis, tenemos que repensar Euskadi.

Los japoneses celebran cada año la llegada de la primavera con una fiesta, el “Hanami” (”ver flores”). Llega hasta el anochecer, y entonces se llama “Yozakura”, (”cerezos de noche”): iluminan los cerezos cargados de flores. Es una fiesta que celebra el fin del invierno, y es tanta la expectación que la oficina de meteorología anuncia cada año un pronóstico de floración del cerezo, lo llaman Sakurazensen. Este año, los cerezos andan perezosos y se retrasan respecto de la fecha oficial, quizá por dar tiempo al duelo inevitable del primer aniversario de Fukushima…

Os invito a celebrar la llegada de la primavera: está llegando, por fin. Vamos a ver si conseguimos cuidar la cosecha de las cerezas de este año, que llegará en junio, con el solsticio de verano. Ya os contaré detalles, necesitaré vuestra ayuda estos meses de primavera.

Mientras tanto, de deberes, me leeis el Poema 14 de los “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”, y me disfrutáis un poco de la llegada de la luz, no se os vaya a olvidar con tanta crisis y tanta historia en qué cesta están las cerezas que importan.

800px-UenoParkHanami

delicious | digg | reddit | facebook | technorati | stumbleupon | savetheurl

3 comentarios en “Sakurazensen”

  1. Ane says:

    Muy bueno el post, Guillermo. Hablando de cerezas y cerezos, os recomiendo la película “Cerezos en flor”… una de las ideas centrales de la peli es nunca es tarde :)

    Ane

  2. Iñaki Barredo says:

    Muy buenas tus últimas reflexiones. Esta de la marca se une en su nivel a las anteriores sobre políticas activas de promoción industrial y de ciencia y tecnología. Enhorabuena

  3. guiller says:

    Muchas gracias Ane, perdona el retraso en contestar, quería ver antes la pelicula que recomendabas, la he visto esta madrugada. Me ha gustado mucho, me ha removido. Nunca es tarde para darnos una oportunidad para vivir, para despertar. Gracias!

    Muchas gracias Iñaki, hace tiempo que no coincidimos. Espero que todo os vaya de maravilla, y que mejore con la primavera. Abrazo!